Abogados de familia

Jaume Codina es el director jurídico de Elmejordivorcio.  Abogado y periodista, periodista y abogado, su vida profesional ha girado siempre en torno al Derecho y al mundo de la comunicación.

Como periodista, la trayectoria de Jaume Codina es singularmente rica y variada. En TVE, fué  presentador y editor del informativo diario, trabajó en “Informe Semanal” y “En Portada”, fué corresponsal en Bruselas, Buenos Aires, Hong Kong y El Cairo, dirigió las series documentales “Alatul” y “Bubbles” y el programa de reportaje e investigación “Línea 900”.

Tras su paso por TVE,  Jaume Codina fue nombrado Director de Comunicación y Captación de Fondos de Médicos sin Fronteras-España. Los años trabajados en Televisión Española y en Médicos sin Fronteras fueron una valiosísima escuela de vida personal y humana. Acabado su tiempo en MSF,  Jaume Codina decidió regresar a sus orígenes, a la práctica del Derecho, para poner al servicio de sus clientes los amplios conocimientos adquiridos  sobre la naturaleza humana y las relaciones personales.

Decidido a dedicarse al Derecho Matrimonial y de Familia y  al Derecho de Sucesiones, se formó junto al ilustre abogado barcelonés Albert Bayó y, tras su paso por Azuara&Baviera Advocats,  ha fundado Codina Legal Advocats. A lo largo de los años, Jaume Codina se ha ganado la reputación de ser un hábil negociador y un buen abogado.

Viajero impenitente y amante de los grandes espacios, Jaume está enamorado de Indonesia y  del Nepal. Practicante de multitud de deportes desde su infancia, se considera  entendido en baloncesto,  piensa  que no hay nada  como el silencio de la vida subacuática y  los maratones de esquí de fondo son su pasión mas reciente. Jaume Codina está casado y tiene dos hijos, Júlia y Martí.

CURRICULUM VITAE

Experiencia profesional

  • Codina Legal Advocats. 2013
  • Azuara&Baviera Advocats. 2012
  • Bayó Advocats. 2010-2012
  • Médicos sin Fronteras. Director de Comunicación y Captación de Fondos. 2007-2010.
  • Televisión Española. Periodista, corresponsal en el extranjero, presentador, director de documentales y de programas de reportajes. 1977-2007
  • Otros medios de comunicación: El Periódico de Catalunya, Diari de Barcelona, Cadena Catalana de radio, Cadena SER. 1977 y años anteriores.

Formación

  • Licenciado en Derecho - Facultad de Derecho, Universidad Central de Barcelona, Barcelona.
  • Diplomado  en Derecho Matrimonial y  de Familia - Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona
  • Diplomado en Derecho de Sucesiones.- Universitat Oberta de Catalunya e Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

Idiomas

  • Catalán , castellano, francés, inglés e italiano.

Certificaciones y galardones

  • Abogado colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.
  • Miembro de la Sección de Derecho Matrimonial y de Familia del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.
  • Miembro de la Comisión de Derecho Civil del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.
  • Premio a la Solidaridad, otorgado por el Institut dels Drets Humans de Catalunya. 2004
  • Premio Cultura 2003 otorgado por el Comité Extremeño contra el racismo, la Intolerancia y la Xenofobia.
  • Premio Especial de la  UNICEF  por el reportaje “Cuando los niños mueren en América”

Las cuestiones de Derecho Matrimonial y de Familia son extremadamente delicadas. Afectan las áreas más íntimas de las personas en unos momentos de suelen ser de nervios y de mucha confusión y en los que, a pesar de ello, hay que tomar decisiones de gran trascendencia futura. Es por todo ello que nuestra actividad profesional está presidida por la calidad, la eficacia y la confianza.

Cada cliente es diferente. Cada familia es un mundo aparte. Para nosotros, cada caso es, siempre, el caso más importante que hemos llevado a lo largo de nuestra vida profesional. Ese es nuestro compromiso y nuestra muestra de respeto en relación a todos y cada uno de los clientes. Le dedicamos todas las horas que sea preciso y no cobramos nuestros honorarios en función del tiempo empleado.

La mejor garantía de que los intereses del cliente están bien defendidos se obtiene a través de la colaboración estrecha y el diálogo confiado entre cliente y abogado. Creemos que es fundamental que el cliente confíe plenamente en el abogado y esté seguro de que contrata a un profesional eficaz y de calidad que le tratará, a él y a su familia, con todo el respeto y la discreción necesarias.

Nos preocupan, sobre todo, las consecuencias de las crisis matrimoniales sobre los menores de edad o sobre quienes aún dependen económicamente de sus padres. Los intereses de los menores son los que mayor protección necesitan, de manera que cualquier decisión que les afecte, desde la pensión de alimentos hasta el régimen de estancias con cada progenitor, debe ser sometida a una exhaustiva reflexión.

Los años de trabajo nos han demostrado que, a menudo, los puntos más difíciles de resolver en las crisis matrimoniales son los económicos, mucho más que los relativos a los hijos. Resulta esencial que, quien contrate nuestro asesoramiento legal, sea consciente de que las decisiones que se adopten durarán mucho tiempo y, probablemente, no será nada fácil modificarlas. Una vez más, la confianza entre cliente y abogado será una herramienta básica para poder llegar a una buena resolución de la crisis matrimonial.

Consideramos que la negociación es el mejor camino para encontrar soluciones. El conflicto, el litigio judicial, para nosotros es la última alternativa, cuando todos los intentos negociadores se han agotado sin resultado. Pero, tanto si se adopta una estrategia negociadora como si, a pesar de los intentos, hay que acabar por la vía contenciosa, defendemos firmemente los intereses de nuestros clientes y nos dotamos de todos los argumentos y de todos los recursos para actuar con las mayores garantías de éxito. Este es, también, nuestro compromiso.

Somos expertos en Derecho Matrimonial y de Familia. Sabemos cómo llevar una negociación y también sabemos cómo emprender la vía litigiosa. Creemos en la relación de confianza entre cliente y abogado y queremos que nuestros clientes sepan que han hecho una buena elección. Un buen abogado puede marcar la diferencia.