abogado de familia

Coronavirus y Derecho de Familia: procedimiento judicial especial

A estas alturas, resulta ya evidente que, cuando se Levante el estado de alarma y los juzgados retomen su actividad habitual, se producirá  un embotellamiento de proporciones colosales, especialmente en el ámbito  laboral, en concursal  y, también, en el ámbito del Derecho de Familia.

Habrá un alud de demandes que, de hecho, ya ha comenzado después de que, desde hace unos días,  ya es posible presentar escritos en los juzgados. Por lo que se refiere  a la esfera que nos ocupa, la de las crisis familiares, divorcios, separaciones y extinciones de parejas de hecho, la  inmensa mayoría de cuestiones contenciosas harán referencia a nuevos divorcios o extinciones de pareja, a medidas económicas porque alguno de los ex-cónyuges o ex-miembros de la pareja se ha quedado sin trabajo  y, naturalmente, al incumplimiento del régimen de guarda y custodia de los hijos menores que hubiera podido registrarse durante el estado de confinamiento.

Coronavirus y pensión de alimentos para los hijos

Resulta ya evidente que la crisis económica ocasionada por la presente situación sanitaria será importante, mucho más de lo que se creía hace unas semanas. En estos momentos, ya son cientos de miles las personas que han visto como sus ingresos se han reducido de manera dramática, ya sea porque un ERTE las ha afectado, porque el negocio ha tenido que cerrar durante un tiempo o porque se han quedado sin trabajo, directamente.

O sea, cientos de miles de personas con la capacidad económica mermada. Y, entre ellos, padres y madres separados o divorciados que tienen la obligación legal de pagar una pensión de alimentos para sus hijos y a quienes cada vez les resulta más difícil poder hacerlo. Algunos, simplemente, ya no llegan.

¿Qué se puede hacer?

Resulta ya evidente que la crisis económica ocasionada por la presente situación sanitaria será importante, mucho más de lo que se creía hace unas semanas. En estos momentos, ya son cientos de miles las personas que han visto como sus ingresos se han reducido de manera dramática, ya sea porque un ERTE las ha afectado, porque el negocio ha tenido que cerrar durante un tiempo o porque se han quedado sin trabajo, directamente.

 

O sea, cientos de miles de personas con la capacidad económica mermada. Y, entre ellos, padres y madres separados o divorciados que tienen la obligación legal de pagar una pensión de alimentos para sus hijos y a quienes cada vez les resulta más difícil poder hacerlo. Algunos, simplemente, ya no llegan.

 

¿Qué se puede hacer?

Mi hijo ha cometido un delito. ¿Qué responsabilidad tengo?

¿Cuál es la responsabilidad de los padres si un hijo comete una acción delictiva? ¿Son responsables penales? ¿O sólo son responsables civiles? Cuando un progenitor nos pregunta eso, como abogados especialistas en Derecho de Familia le debemos responder que los padres no son responsables penales de los delitos cometidos por los hijos pero que, en cambio, sí pueden ser responsables civiles.

La imagen de los menores

¿Cómo hay que tratar las imágenes de los menores de edad en las redes sociales y en internet en general? Pensemos que los estudios efectuados señalan que  tres de cada cuatro menores de dos años tienen su fotografía colgada en alguna red social, sólo por poner un ejemplo.

Pues bien, las imágenes son datos personales y, como tales, están incluidas en la Ley Oficial de protección de Datos. Por tanto, la publicación de fotografías o vídeos de menores exige, en primer lugar, el consentimiento del niño o de la niña  cuando tenga capacidad para darlo (el Tribunal Supremo considera que es a partir de los 14 años) y, si no se tiene esa capacidad, entonces es imprescindible la autorización de los padres o de los tutores legales. Sin esa autorización, se vulneraría el derecho a la intimidad del menor, protegido por el art. 18 de la Constitución, así como las leyes de protección del Honor y de Protección del Menor.

Divorcios e impuestos

En el año 2018 se registraron en España más de 112.000 rupturas matrimoniales, además de las rupturas de parejas estables que, muchas veces, no tienen ninguna transcendencia jurídica y escapan a todo control. Una inmensa mayoría de esas rupturas implicó el establecimiento de pensiones de alimentos en favor de hijos menores de edad y tal vez, también, la fijación de una pensión compensatoria en favor de un cónyuge o la determinación de una compensación económica por razón de trabajo. Pues bien, todas estas figuras tienen repercusión fiscal a la hora de hacer la declaración de la renta. Mucha gente no lo sabe, o bien dispone de información errónea, e incluso hay leyendas urbanas, como la que dice que el pago de la pensión de alimentos para los hijos desgrava…. Y no es así.

Derecho del progenitor no custodio a tener información sobre sus hijos

Suele ser frecuente que los abogados especialistas en Derecho Matrimonial y de Familia recibamos quejas de padres y madres que dicen  haberse enterado de que su hijo ha tenido un accidente o ha debido ser  ingresado en el hospital cuando se lo ha contado el propio menor…., sin que el otro progenitor haya dicho nada. Eso sucede, y sucede a menudo. En realidad, se trata de un verdadero incumplimiento del ejercicio de la patria potestad:  no proporcionar al otro progenitor  información relevante sobre los menores

Menores y violencia indirecta

El Codi Civil de Catalunya establece (art.233-11.3) que no se puede atribuir  la guarda al progenitor contra el  cual se haya dictado una sentencia firme por actos de violencia familiar o machista de los que los hijos hayan sido o puedan ser víctimas  directas o indirectas. Asimismo,  el CCCat establece que, en interés de los hijos, tampoco se pueda atribuir la guarda al progenitor mientras haya indicios fundamentados de que ha cometido actos de violencia familiar  o machista de los que los hijos hayan sido o puedan ser víctimas directas o indirectas.Cuando los hijos son o pueden ser víctimas de violencia directa, la situación es clara y las disposiciones de la ley son taxativas:  no puede haber atribución de la guarda. Lo mismo sucede en el caso de que ya se haya dictado una sentencia por actos de violencia familiar o machista  y esa sentencia ya sea firme. En cambio, cuando se trata de una situación en la que hay que valorar si se dan “indicios fundamentados de que se han cometido actos de violencia familiar o machista de los que los hijos hayan sido o puedan ser víctimas directas o indirectas”, las cosas no son tan claras.

Los poderes preventivos para la incapacidad

Lo definimos: un poder preventivo es un documento notarial por el que una persona, el poderdante, designa a otra persona, el apoderado, para que le represente y defienda sus intereses en la eventualidad de ser incapacitada. Los abogados de Familia tenemos cada vez más consultas sobre la utilidad de los poderes preventivos. La esperanza de vida se alarga más y más, gracias a los avances de la ciencia. Por tanto, cada vez hay más personas de avanzada edad y, como consecuencia, crece la cifra de gente que puede ser incapacitada y tiene el riesgo de poder perder la capacidad para manifestar su voluntad.La gente empieza a tomar conciencia de estos hechos, de modo que la cifra de poderes preventivos que se otorgan ha crecido estos últimos años. Ello significa que cada vez hay más personas que entienden la importancia de asegurar la defensa de sus intereses si sucede que les incapaciten.

¿Puedo irme de casa?

“Quisiera marcharme de casa, pero no lo puedo hacer porque sería un abandono del hogar”, es una reflexión que recibimos, con cierta frecuencia, los abogados que nos dedicamos al Derecho de Familia. Y es una reflexión equivocada. Irse de casa, de manera civilizada, para evitar males mayores cuando la convivencia ya está muy deteriorada, no es “abandono del hogar” ni tiene que presuponer, de forma alguna, el futuro desenlace del divorcio o separación.

Impuestos y divorcios

Divorciarse o separarse significa, esencialmente, cambiar de estado civil. Pero, al propio tiempo, tanto el divorcio como la separación pueden tener otros efectos que no son tan evidentes: las consecuencias fiscales, los impuestos. Cuando emprendemos un procedimiento de divorcio, es necesario que los abogados de familia asesoremos adecuadamente sobre las repercusiones fiscales que puedan llegar a producirse. Por ello, aunque ya hemos hablado de esta cuestión anteriormente, es bueno refrescar la memoria.
Suscribirse a abogado de familia Suscribirse a Blog